Concepto: “Elohim – Hombre” en el Tanaj

(El estudio es de un amigo judío mesiánico israelí)

Una evidencia de la pluralidad de la Divinidad en el pimer pacto es el hecho de que el Tanaj también enseña el concepto de una DIVINIDAD – HOMBRE. Esto se observa en varios ejemplos:

1- Génesis 4:1
Conoció Adam a su mujer Eva, la cual concibió y dió a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de YHVH he adquirido varón.

En el primer ejemplo Eva llamó a su hijo Caín porque: “Por voluntad de YHVH he adquirido varón”.

En realidad la frase: “por voluntad de” no está en el hebreo. Literalmente la última linea de Genesis 4:1 se lee: HE ADQUIRIDO UN VARON YHVH.

En otras palabras: Eva pensó que el hijo que acababa de tener era la DIVINIDAD misma. Muestra como Eva entendió Gen.3:15 en donde D’os prometió al Mesías por primera vez:

“Y pondré enemistad entre tí y la mujer, y entre tu simiente y la “simiente suya”; esta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el calcañar”.

Esta es la primera profecía mesiánica, la que explica con detalles que el Mesías nacería de la “simiente de la mujer”. Lo que eso enseñó claramente es que el Mesías iba a ser humano. El iba a provenir de la humanidad: de la simiente de la mujer, pero, a la misma vez Eva entendió que, para que este fuera el Redentor, para que este hombre fuere capaz de salvarla de sus pecados, él también tendría que ser DIVINO.

Cuando dio a luz a su primer hijo, ella pensó que Caín era el cumplimiento de Gen.3:15, asi que dijo: “HE ADQUIRIDO UN VARON YHVH”. Su teología estaba absolutamente correcta, el Mesías iba a ser tanto DIVINO como HUMANO. Ella no estaba errada en su teología, su error estaba en la aplicación de la profecía. Ella pensó que Caín era el cumplimiento de la promesa de Génesis 3:15. Debe de observarse que con el primer nacimiento humano ya existía la comprensión de que el Mesías sería tanto DIVINO como HOMBRE; de esta forma, el concepto del “Divino – Hombre” surge tan temprano como Génesis 4:1.

2- Isaías 9:6-7

Otro ejemplo es el famoso pasaje de Isaías 9:6-7. La primera parte de versículo 6 habla de un niño judío nacido en el mundo judío: Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado.

Un niño iba a nacer en el mundo judío y es su humanidad la que está siendo acentuada. Pero, en la segunda parte de versículo 6 se le dan cuatro nombres, tres de los cuales solo pueden aplicarse a la DIVINIDAD.
Primero es llamado “Admirable Consejero”. La palabra “Admirable” en español se usa para la Divinidad y para el hombre.

Pero en la Biblia Hebrea existen ciertas palabras que se usan solo para la Divinidad. La palabra hebrea para Admirable es “PELE” y es una palabra que se usa EXCLUSIVAMENTE PARA LA DIVINIDAD.

Mientras que en español “Admirable Consejero” no exije Deidad, en hebreo definitivamente si lo hace.
El segundo nombre del niño es “ELOHIM FUERTE” el cual es claramente un título de DIVINIDAD y DIVINIDAD.

El tercer nombre es “Padre Eterno”, o más literalmente, “El Padre de la Eternidad” o “Quien controla la eternidad”.

Su cuarto nombre es “Principe de Paz”. Este es el único de los cuatro nombres que pueden usarse para Elohim y para el hombre. Tres de sus cuatro nombres son nombres que en verdad son solo para Elohim.

La primera parte del versículo enfatiza su humanidad, la segunda parte del versículo enfatiza su ELOHUT (DEIDAD). Y una vez más el concepto es este: “ELOHIM – HOMBRE”.

3- Jeremías 23:5-6

Un tercer ejemplo del concepto “Elohim – Hombre” se encuentra en Jeremías 23:5-6. El versículo 5 habla de un descendiente del rey David sentado en el trono de David; aquí se acentúa su “humanidad”, pero después en el versículo 6 su nombre es: YHVH, justicia nuestra.

El “ser humano” del versículo 5 que se sienta sobre el trono del rey David tiene el nombre personal de Elohim en el versículo 6, y de nuevo, el nombre de Elohim muestra su ELOHUT (DIEDAD). Así pues el versículo 5 muestra su “humanidad” y el versículo 6 muestra su Elohut (Deidad). Una vez más observamos el concepto de “Elohim – Hombre”.

4- Zacarías 13:7

Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre “compañero mío”, dice YHVH de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersas las ovejas; y haré volver mi mano contra los pequeñitos.

El cuarto ejemplo algunas traducciones tienen “que me acompaña” en lugar de “compañero mío”. La palabra hebrea traducida como “compañero o socio” es una palabra que literalmente significa “MI IGUAL”. De esta forma el versículo literalmente se lee:

Despierta, oh espada, contra mi pastor, y contra el “HOMBRE” que es “MI IGUAL”, dice YHVH de los ejércitos.

“Este hombre es IGUAL a Elohim … y el que es “IGUAL A ELOHIM” debe de ser Elohim mismo”.

Por una parte se acentúa su HUMANIDAD (el hombre) y luego se acentúa su DEIDAD (que es igual a mí).

Estos son cuatro ejemplos donde el Tanaj enseña claramente el concepto de un “ELOHIM – HOMBRE”.

Escriba: scripxo@live.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: